Volver al listado

Cómo hacer una mesa con mosaico

  • 10 nov 2011
  • |
  • 3 
  • Comentar
  • |
  • Compartir
  • |
  • Imprimir

Por: Adoración Gascueña

Por Tina Matera, en Flickr (Licencia CC.).

Si tienes una vieja mesa en casa con el tablero de madera deteriorado, un mosaico de cerámica puede ser la solución para darle un aire totalmente nuevo y reutilizarla. Los mosaicos de cerámica son una opción muy barata y original para decorar. Llenan cualquier estancia de color y son perfectos para la cocina o los espacios exteriores.

Además, la cerámica es un material resistente y fácil de limpiar. Es un truco ideal para ocupar la superficie de esa mesa de comedor en la que tantas horas pasamos cocinando o comiendo. También puedes colocarla en exteriores, ya que estos materiales aguantan perfectamente todo tipo de condiciones climáticas. Los muebles de jardín de forja o madera, combinan perfectamente con el estilo de los mosaicos.

Azulejos reciclados para hacer mesas

Si quieres hacer tu propio mosaico, primero tienes que conseguir los materiales necesarios. Los trocitos de cerámica o teselas puedes comprarlos en cualquier tienda de materiales de construcción. Hay bolsas de distintos tamaños y colores. Sin embargo, si te gusta un estilo más irregular y todavía más personal, puedes reutilizar trozos pequeños de azulejos que te hayan sobrado en alguna obra en casa. Si decides hacerlo, hazte con un cortador de cerámica y divide los azulejos en piezas de tamaños surtidos.

Una vez tengas las teselas, diseña el dibujo que quieres crear. Lo ideal es que uses un único color para formar la silueta y después, rellenes lo que sería el fondo con varios tonos. Así, conseguirás un diseño equilibrado, aunque con una amplia variedad de colores.

Si ya tienes tu boceto, pega las teselas con cola sobre la superficie de la mesa. Cuando se hayan fijado correctamente, necesitas extender cemento blanco en las juntas que quedan entre las piezas. Hazlo con cuidado y limpia los restos que manchen las teselas. Es importante conseguir un acabado limpio desde el primer momento.

Si te gustan las esquinas rematadas con cemento, puedes dejarlas así siempre que consigas un acabado regular, si no te araña o te enganchas la ropa. Si lo prefieres, puedes colocar unas cantoneras de madera en los bordes. Conseguirás enmarcar el mosaico y que destaque todavía más.

Para que el acabado sea perfecto, aplica una capa de aceite de linaza sobre la superficie de cerámica. Potenciará el brillo de las teselas y el resultado será inmejorable.

  • Subir 
Comentarios Realizar comentario
  1. susanaros dice:

    El sitio me parece estupendo, muy instructivo. Esto haciendo una mesa de cerámica así que gracias por sus consejos.

  2. lorena dice:

    son ideas muy utiles gracias porque nos inspiran …

Envía tu comentario