Volver al listado

Cómo reparar un zócalo de cerámica

  • 26 ago 2011
  • |
  •  
  • Comentar
  • |
  • Compartir
  • |
  • Imprimir

Por: Libertad Durán

Vía: Earth And Wood

El zócalo es uno de los elementos decorativos que más facilidad tiene de romperse o dañarse con el paso del tiempo. Cualquier golpe, por suave que sea, puede provocar un desconchón y estropear su aspecto. Un rodapié roto no da buena imagen al resto de la estancia, por lo que te aconsejamos que, si tienes uno en tu hogar con esta problemática, lo subsanes rápidamente. Ni que decir tiene que, si cuentas con niños pequeños, puede ser un foco de peligro, sobre todo si es de cerámica, puesto que es posible que se corten si pasan los dedos por ellos.

Pasos

Para empezar, lo primero que debes hacer es retirar la pieza que esté dañada. Ayúdate de un martillo y un cincel para esta tarea. Puesto que pueden saltar trozos mientras la llevas a cabo, te aconsejamos que te pongas gafas e incluso guantes. Además, evita estar muy cerca de la zona cuando lo estés quitando.
A continuación, una vez que hayas soltado el zócalo roto, coloca la nueva pieza en la zona en la que la quieres disponer. Señala con un lápiz el punto en el que la tienes que cortar para que encaje a la perfección en el hueco que ha dejado.

Una vez hecho esto, corta la pieza. Para ello, emplea un cortador de baldosas. En el caso de que no dispongas de esta herramienta, puedes hacerlo con una amoladora que tenga disco de diamante. Después, coloca el rodapié sobre una superficie plana y córtalo.

El siguiente paso es colocarla en el hueco. Para esto, deberás aplicar el adhesivo de montaje en la parte posterior de la pieza cerámica. Presiona a continuación sobre la pared para que se quede bien encajada en la zona. Por último, una vez que haya secado, deberás rellenar las juntas con una masilla especial. ¡Ya tienes tu nuevo zócalo perfecto!

  • Subir 
Comentarios Realizar comentario
Envía tu comentario