Volver al listado

Cómo eliminar la humedad de la madera

  • 6 ago 2011
  • |
  •  
  • Comentar
  • |
  • Compartir
  • |
  • Imprimir

Por: Adoración Gascueña

Grunge, en Flickr (Licencia CC).

Es muy posible que con el paso del tiempo hayas notado que la madera de tu hogar se ha empobrecido. La humedad puede ser una de las causas que haya provocado este deterioro. Los muebles exteriores de madera y las partes del jardín que estén revestidas de este material, necesitan tratamientos específicos que los mantengan protegidos de las deformaciones que producen la humedad y los problemas derivados de plagas de insectos u hongos.

Estas complicaciones también son muy comunes en los muebles del baño, sometidos diariamente al vapor de agua que impregna el baño durante las duchas. Por otro lado, aunque aún no hayas podido comprobar las consecuencias, el simple paso del invierno a la primavera puede hacer que a mayor humedad las puertas de madera de tu hogar se hinchen. Se trata de un material muy presente en cualquier hogar. Ya sea en su interior o en el jardín, la madera permite muchas posibilidades en la decoración de tu casa, pero requiere un mantenimiento exhaustivo. El primer paso es mejorar las condiciones de ventilación, en caso de que el mueble dañado se encuentre en el interior.

Los tratamientos para la madera pueden consistir en aceites, pinturas o barnices, pero todos comparten una misión única: cubrir la pieza de madera de una capa protectora homogénea que permita pasar el vapor de agua tanto hacia el interior como hacia el exterior. El barniz suele ser más duradero que los aceites, que requieren en torno a dos aplicaciones anuales. Cuando la madera ha acumulado demasiada humedad comienza a pudrirse y se ennegrece, por eso es fundamental que la aplicación de estos productos se realice correctamente por toda la superficie, sin dejar huecos que permitan que el vapor de agua atraviese la madera.

Moho en la madera

El moho se desarrolla cuando la madera está permanentemente expuesta a la humedad. Esta enfermedad mancha la superficie de la pieza pero no resulta excesivamente complicado deshacerse de ella. En estos casos la solución es cepillar bien la madera o lijarla, y después barnizar para volver a darle brillo y mantenerla protegida.

  • Subir 
Comentarios Realizar comentario
Envía tu comentario