Volver al listado

Cómo encolar una silla de madera

  • 28 sep 2011
  • |
  •  
  • Comentar
  • |
  • Compartir
  • |
  • Imprimir

Por: Marta Fernández

El paso del tiempo y el uso provoca en las sillas un desencolamiento generalizado, que además de ser antiestético puede causar más de una caída al suelo sin nos sentamos en ellas. Para poder restaurar bien la silla debes valorar si consta de buena madera, así como que merezca la pena o que su diseño te guste tanto como para invertir tiempo en arreglarla.

Tras desmontarla por completo y despiezarla a conciencia, lo primero que tienes que hacer es pasar una lija suave con el fin de eliminar las capas de cola o pegamento. Terminado este paso hay que retirar el polvo, para ello, puedes emplear una bayeta húmeda. Extiende con cuidado y con esmero el nuevo producto fijador evitando que queden manchas. Para unir todos los travesaños de la silla, aplica cola y utiliza unos gatos o sargentos de carpintería para asegurar una unión duradera.

Para despreocuparnos por completo de este problema, aseguraremos también las patas y los travesaños mediante grapas y pondremos a su vez unos refuerzos metálicos. Además aplicaremos un sellador sintétido especial para maderas con el fin de lograr un encolado duradero y perfecto. Una vez realizados estos pasos es el momento de colocar el asiento y dar por finalizada la tarea.

Un nuevo ‘look’ para tus sillas

Ya que estás metida en faena, piensa si es necesario cambiar los asientos o es suficiente con hacerles un re-tapizado. Si apuestas por esta opción tienes que hacerte con la espuma para el relleno. Ten en cuenta la densidad y el grosor de la misma para lograr un asiento bien mullido. Para conseguir un acabado de profesional, sólo tienes que tener destreza para colocar la nueva tela en la silla y con muy poco esfuerzo podrás presumir de silla nueva y realizada por ti misma. ¿Qué más puedes pedir?


  • Subir 
Comentarios Realizar comentario
Envía tu comentario