Nombre
E-mail
Confirma tu e-mail
Contraseña
Tu perfil (opcional)
Código postal (opcional)
Al pulsar confirmas que aceptas nuestro Aviso legal y Política de cookies
E-mail
Contraseña
No soy usuario, registrarme

Volver al listado

Cómo hacer una estantería con cajas de fruta

  • 18 dic 2011
  • |
  • 3 
  • Comentar
  • |
  • Compartir
  • |
  • Imprimir

Por: Adoración Gascueña

Las opciones para organizar todo aquello que necesitamos en casa son muchas. Sin embargo, no todas son igual de originales y fáciles de hacer. Si quieres una muy buena alternativa de almacenaje, presta atención a cómo conseguir una práctica estantería con unas simples cajas de fruta.

Para desarrollar este proyecto de carpintería necesitas varias cajas de fruta. Las puedes conseguir en un supermercado en el que las desechen al final de la jornada. El número de cajas depende de cuántos módulos quieres que tenga tu estantería.

Busca cajas del mismo tamaño y lija los bordes si tienen alguna astilla que pueda pinchar. No te preocupes si el acabado es demasiado rústico, es uno de los encantos de este proyecto. Para conseguir un acabado más profesional, aplícales una capa de barniz para genera un tono homogéneo. Una vez secas, planifica la distribución que harás sobre la pared.

Ten en cuenta que es muy importante que las cajas queden rectas y la separación entre todas sea la misma. Según la profundidad que tengan tus cajas, saldrán más o menos de la pared. Por lo que debes medir el espacio disponible antes de colocarlas, para que después no resulten incómodas en ese lugar.

Escarpias y hembrillas

Para montar la estructura de cajas en la pared el mecanismo es muy sencillo. Necesitas taladro, tacos, escarpias y hembrillas. Según la medida de las cajas deberás colocar dos o tres hembrillas. Pon siempre una en cada extremo y calcula después si necesitas la del medio. Las hembrillas se clavan en la madera de las cajas y tienen un cabezal con forma de círculo.

Una vez las tengas clavadas, mide la distancia que hay entre ellas y haz unas marcas en la pared, donde colocarás un taco con una escarpia para cada hembrilla. El cabezal con forma de círculo encajará en el saliente de la escarpia y la caja quedará sujeta a la pared.

La distribución de la estructura de cajas es totalmente libre. Puedes optar por un diseño regular y geométrico, o colocarlas con una distribución más libre e imaginativa. Adáptala al espacio disponible o a la organización del resto de muebles.

Una estantería de cajas de fruta puede ser el complemento rústico ideal, aunque también resulta perfecta para estilos más modernos y minimalistas. Puedes ponerla en la cocina, en la habitación de los niños para guardar los juguetes, en un rincón del pasillo, en el cuarto de baño, en la despensa…

  • Subir 
Comentarios Realizar comentario
  1. niwe dice:

    Estimada amiga:

    Estas cajas son cajas de fruta de los años 50-60 no son las cajas de fruta que hay ahora. No puedes hacerte este mueble a menos que acudas a una Aalmoneda antigua, como las situadas en el Rastro madrileño. A razón de 40 euros la caja te va a salir un poquito cara y de reciclaje no tienen mucho. Gracias.

  2. Karina dice:

    Hola. He iniciado este hermoso y divertido proyecto para crear un armario en mi habitación. Aquí en México estas cajas son muy usuales. Gracias por la idea.

  3. Jeanette Barrios P. dice:

    Estimados usuarios, encuentro una iniciativa positiva acerca del reciclaje sobretodo con este tipo de material de cajas de frutas, empezaré por hacer una mesa de centro, desde Chile, gracias

Envía tu comentario