Volver al listado

Cómo instalar un inodoro suspendido

  • 8 oct 2013
  • |
  •  
  • Comentar
  • |
  • Compartir
  • |
  • Imprimir

Por: Sonia Cameselle

Un inodoro suspendido no es sólo lo que queda a la vista. Este tipo de sanitarios esconden tras una placa o tabique superpuesto de pladur o yeso, o empotrada en la misma pared, una estructura completa que alberga la cisterna y que permite la suspensión del mismo. La complicación está en instalar esta estructura llamada módulo o duplo. Es este elemento el que queda conectado a las tomas de agua.

Este módulo se adquiere en un set completo con todos los elementos y herramientas necesarias para su instalación y fijación.

Instalar un módulo para un inodoro suspendido

  1. Antes de instalar el módulo, debes decidir el lugar idóneo y exacto donde colocarás el inodoro suspendido. Una vez decidido, debes tomar las medidas para que el módulo quede bien nivelado y a la altura deseada. Ten en cuenta que el duplo es regulable también en altura, por lo que antes de atornillar y agujerear la pared, asegúrate del nivel al que lo deseas, teniendo en cuenta la altura a la que instalarás el inodoro después.
  2. Usa un nivel en la parte superior y proyecta la medida con la parte inferior. Traza una línea como guía y ya puedes comenzar el trabajo. Si aún así después comprobamos que hay algo de desnivel, podemos solucionarlo insertando bajo las patas unas cuñas antes de apretar del todo los tornillos.
  3. Siguiendo el nivel y la guía marcada, coloca los anclajes regulables para fijar el módulo a la pared. Si lo instalas correctamente, es capaz de soportar cargas de hasta 300 o 400 kilos, por lo que un inodoro suspendido no tiene porque ser inseguro.
  4. Se coloca el módulo en el suelo y señalamos con un lapicero los lugares de atornillado. Todos los tornillos y tacos los suministra el fabricante con el módulo o duplo. Hacemos los agujeros con un taladro del tamaño indicado. Ten en cuenta que deberás dejar el espacio suficiente para la tubería que suministra el agua al inodoro y cisterna y que debe quedar detrás de esta estructura.
  5. Inserta los tacos y ya podrás atornillar el módulo al lugar indicado. Primero atornilla las patas y después, siempre utilizando el nivel, la parte superior.
  6. Una vez instalado el módulo, deberás llevar la toma de agua a la cisterna que incorpora el duplo. Normalmente, los duplos suelen tener entradas a la cisterna en los laterales y a la espalda. Elige la entrada que más cerca quede de la toma de agua.
  7. Sigue las instrucciones del fabricante para retirar la carcasa de la cisterna y poder conectar la llave de entrada. Retira el tapón, la tuerca de plástico y ajusta todo con la mano, para no dañar nada. Es el momento de conectar la toma de agua con la llave de entrada que hemos montado en la cisterna. Usa un latiguillo flexible que puedes adquirir en ferreterías para esta conexión.
  8. Aplica hilo sellador en la parte macho del latiguillo antes de engancharlo a la toma y a la llave de la cisterna. No conviene que el latiguillo quede tenso. Retira el protector que sujeta la válvula de descarga de la cisterna y abre la llave de paso del agua. Las válvulas de llenado y descarga suelen ser fácilmente desmontables y ajustables a tus necesidades.
  9. Debes colocar otro latiguillo que una la llave de entrada con la válvula de llenado, este mucho más corto. Ya puedes abrir la válvula de llenado lentamente.
  10. Es el momento de montar los elementos de evacuación que incorpora el set del módulo. Se trata de una tubería en forma de codo a la que debes añadir un adaptador para que encaje en la tubería conectada a la bajante. Este codo de tubería se encaja en una abrazadera que incorpora el módulo del inodoro.
  11. La cisterna incorpora una tapa para que no entre la suciedad en su interior y que marca el lugar donde después se instalará el pulsador.
  12. Por último debes colocar los tornillos de fijación del inodoro en sus correspondientes anclajes. Una vez fijados, se instala la placa de cartón yeso que suele incorporar el set para ocultar toda la estructura.
  13. A esa placa debes añadir otras placas de pladur o yeso que revestirán y cubrirán la instalación del módulo, quedando este oculto y dejando ver, únicamente, el inodoro suspendido. Estos falsos muros puedes alicatarlos como desees. Después de alicatar y revestir, se corta la carcasa sobrante del pulsador para instalar el mismo con tornillos a la zona reservada. Se conecta el tubo de la válvula de descarga al conector que trae el pulsador y listo.
  14. Después sólo queda instalar el inodoro que se compra por separado. Hay marcas de inodoro que exigen una marca y modelo concretos de módulo y viceversa. Pregunta esto cuando vayas a adquirir el set y cómpralo todo junto con las recomendaciones de los profesionales. La instalación del inodoro al módulo es muy sencilla. Los tornillos que fijamos en el paso número 12 habrán quedado a la vista y accesibles tras el revestimiento, sólo tienes que conectar el inodoro a esos tornillos y al tubo de descarga del tanque y el desagüe.

Si has comprado los modelos indicados y compatibles, todo debe venir preparado para encajar a la perfección.

  • Subir 
Comentarios Realizar comentario
Envía tu comentario