Nombre
E-mail
Confirma tu e-mail
Contraseña
Tu perfil (opcional)
Código postal (opcional)
Al pulsar confirmas que aceptas nuestro Aviso legal y Política de cookies
E-mail
Contraseña
No soy usuario, registrarme

Volver al listado

Cómo restaurar muebles antiguos

  • 18 jul 2010
  • |
  •  
  • Comentar
  • |
  • Compartir
  • |
  • Imprimir

Por: Alicia Aragón

D´ArcyNorman, en Flickr (Licencia CC).

Antes de comenzar el proceso de restauración, debemos pensar que será más complejo y delicado según el valor histórico y artístico del mobiliario. Si se trata de un mueble de trascendencia, lo mejor es recurrir a las instrucciones de los profesionales. En cambio, si el mueble tiene un significado más sentimental, se puede realizar el trabajo personalmente, siguiendo unos sencillos pasos.

Pasos a seguir

Antes de empezar con la tarea de restauración, has de tener en cuenta que si la dimensión del daño es muy grande, quizá no puedas reparar el mueble. Por ello, en primer lugar, deberás hacer un examen de los desperfectos que tiene, para después llevar a cabo las acciones necesarias con el fin de arreglarlo.

Si el mueble necesita una o varias capas de barniz, primero deberás lijar toda la superficie. Esto se hace para quitar los restos de barniz antiguos que pueda tener el material. Después de dejar lisa y uniforme la superficie, retoca las zonas dañadas con una pasta de madera de relleno. Ésta moldeará la superficie hasta que parezca una parte más del mueble, sin que se note que es un añadido.

Una vez terminada la tarea anterior,  deberás limar y poner una capa de laca o látex para preparar los poros de la superficie que, más tarde, se volverán a barnizar. Los pinceles que utilices deberán ser de pelo natural. Los tamaños de éstos dependerán del tamaño que tengan las superficies que desees curbrir.

Entre imprimación e imprimación se alisará con una lija de grano medio para que la superficie quede totalmente regular y los poros abiertos. De esta forma se impregnarán uniformemente de los nuevos materiales por toda la superficie. Por último, sería conveniente y casi de obligado uso, una mascarilla y unos guantes. Además, no te olvides de realizar estas operaciones en un lugar bien ventilado para evitar aspirar productos tóxicos.

  • Subir 
Comentarios Realizar comentario
Envía tu comentario