Volver al listado

Cómo restaurar una maleta de los años 50

  • 29 may 2012
  • |
  • 3 
  • Comentar
  • |
  • Compartir
  • |
  • Imprimir

Por: Jessica Arribas

En nuestros post ya os hemos enseñado montón de opciones para decorar con maletas vintage, pero, ¿qué pasa si esas maletas las has heredado o encontrado están en mal estado? No podemos decorar nuestra casa con algo sin antes darle un aspecto inmejorable sin que pierda su esencia de antigüedad.

En este caso, os mostramos como restaurar una maleta de los años 50 y convertirla en un estupendo lugar dónde guardar tus pertenencias.

Paso a paso

Lo primero que debes hacer es examinar el estado de la maleta, si eres de las que salva muebles del contenedor como yo, seguramente el estado sea pésimo. En este caso tendrás que lavarla muy bien. Puedes hacerlo con spray en seco o si la suciedad abunda, dándole un buen baño con detergente.

Ten en cuenta que las maletas de aquellos años se elaboraban con papel y cartón, por lo que tras humedecerla necesitará unos días para secarse y airearse. Por el estado del papel no te preocupes porque lo sustituirás.

Una vez seca, chequea las piezas, como cierres o hebillas, que necesitarás cambiar por otras y cuáles dejarás para mantener ese efecto vintage. Lleva la maleta a tiendas especializadas y te darán lo más parecido que pueda servirte. Después de fijar las piezas, píntalas todas de bronce. Aprovecha y pinta también las cantoneras para unificar el aspecto. Para envejecerlas puedes dar un poco de betún.

En el interior…

Retira todo el papel pintado y mantén la bandeja de la tapa original. Lija el interior y píntalo con pintura blanca antes de tapizarla. Busca un papel pintado original y que se integre con el estilo retro de la maleta. Unas flores grandes o unas rayas anchas pueden servirte. Forra el interior y la bandeja usando cola para empapelar y añade algunos parches de otro estampado diferente. Barniza las partes de madera, añade unos elásticos de goma y estará listo.

En el exterior…

Si la maleta tiene rotos o imperfecciones como deshilachados o raspones, recurre a la técnica decoupage que ya os enseñamos. Busca en internet o por casa fotos o carteles de espectáculos antiguos o de ciudades en otras épocas, imprímelas y pégalas con cola para tela tapando esos defectos. Así darás a la maleta una vida pasada y un recorrido imaginario.

También puedes empepelarla por fuera igual que lo hiciste por dentro. Esto le da un toque mas naif.

Ahora llénala de recuerdos y úsala como complemento de tu dormitorio.

¡El pasado ha vuelto para quedarse!

 

 

 

  • Subir 
Comentarios Realizar comentario
  1. gloria dice:

    La verdad es que me he quedado sin palabras. Están muy bien los consejos, felicitaciones.

  2. Felip terol dice:

    Los pasos ha seguir están muy bien planificados.
    Yo soy restaurador y tengo unas cuantas maletas y baúles restaurados y el que mostráis se parece mucho a uno que restauré el año pasado.
    Enhorabuena y saludos ;)

Envía tu comentario