Nombre
E-mail
Confirma tu e-mail
Contraseña
Tu perfil (opcional)
Código postal (opcional)
Al pulsar confirmas que aceptas nuestro Aviso legal y Política de cookies
E-mail
Contraseña
No soy usuario, registrarme

Volver al listado

Cómo cambiar las llaves de los radiadores

  • 5 ene 2012
  • |
  •  
  • Comentar
  • |
  • Compartir
  • |
  • Imprimir

Por: Libertad Durán

Seguro que conoces las llaves que tienen los radiadores de tu casa. Lo más probable es que las hayas tenido que emplear en más de una ocasión para purgarlos. Su función principal es la de regular el caudal de agua caliente o cerrar el circuito en esa zona de la casa, ya sea por avería o porque no se desea calentar determinada habitación. Debido al uso y el paso del tiempo, estas llaves tan prácticas se pueden deteriorar, llegando el momento de cambiarlas. Si temes ese día, no te preocupes porque vamos a darte los pasos para sustituirlas sin que tengas que llamar a un técnico.

Paso por paso

Antes de empezar la tarea, deberás contar con una serie de herramientas que te ayuden. Coge tu maletín de bricolaje y coge una llave inglesa, una llave Allen, hilo de cáñamo o teflón y una llave de paso nueva. No te olvides de una bayeta y un recipiente por si cayera algo de agua durante el proceso. Ahora ya puedes empezar con el trabajo:

  1. Por precaución, lo más seguro es que vacíes el circuito de la calefacción de agua. Hazlo en el radiador de la casa que esté instalado en la posición más bajo. Si no lo hubiera, vacía cualquier radiador, utilizando un recipiente para recoger el agua.
  2.  Quita la llave antigua. Utiliza dos llaves inglesas para aflojar las tuercas que sujetan la llave de paso del radiador. Para ello, sujeta una de las tuercas con una llave, mientras aflojas con la otra herramienta la segunda tuerca. Una de las tuercas se quedará en el tubo que sale de la pared, y la otra en el que proviene del radiador.
  3. Coloca la nueva llave. Para este paso, deberás disponer cinta de teflón en las terminaciones de rosca de la nueva llave de paso. Después, coloca en su posición la llave y enrosca con los dedos las dos tuercas.  A continuación, apriétalas con las dos llaves, tal y como las desenroscaste anteriormente.
  • Subir 
Comentarios Realizar comentario
Envía tu comentario