Volver al listado

Cómo tapar agujeros

  • 29 feb 2012
  • |
  •  
  • Comentar
  • |
  • Compartir
  • |
  • Imprimir

Por: Amaya Alonso

como-tapar-agujeros-portadilla

Una mudanza, un cambio de decoración o muebles nuevos dejan al descubierto desperfectos donde antes había colgado un cuadro o una estantería. En esta ocasión, te ofrecemos sencillos trucos con los que taparás los agujeros que queden visibles en la pared. Es una tarea sencilla y económica que resulta muy útil si queremos mantener nuestra casa como nueva.

En las tiendas encontramos multitud de productos reparadores como la masilla que, además de cubrir agujeros, tapa grietas y alisa superficies. Pero antes de hacer la lista de la compra hay que seguir estos pasos: fíjate bien en el material que quieres reparar, mide la profundidad del agujero y ten en cuenta si, la estancia, es de exterior o de interior, solo así conseguirás el producto apropiado y el perfecto acabado.

En función del material

En paredes de ladrillo utilizaremos una mezcla de arena y cemento que introduciremos en el hueco con una espátula y un objeto alargado, de un grosor inferior al agujero. Cada vez que rellenemos, hay que aplastar la masa con ese utensilio para lograr uniformidad. El secado de este material es bastante lento por lo que, ten paciencia y no te precipites. Una vez seco, pinta la zona del color original.

La madera permite un mayor número de reparaciones por su manejabilidad pero, normalmente, no se le aplica pintura y la calidad del acabado, a veces, no es buena. Para este tipo de superficies es muy importante aplicar un tapaporos y una pasta de madera del mismo color. Si no la encuentras, prueba a mezclar varias tonalidades hasta dar con la adecuada. Rellena el agujero, déjala secar y, con un papel de lija, unifica y alisa la madera.

En muchos hogares se emplea el yeso y la escayola para techos o elementos decorativos. Una masilla de color blanco es suficiente para acabar con estos molestos huecos. Puedes hacer tú la mezcla o comprar un tubo ya preparado. Con ayuda de una espátula flexible rellena el agujero poco a poco, espera que se seque y píntala del color que más te guste.

Acabado en gotelé

Si tienes una casa desde hace algunos años, el gotelé puede formar parte de tu decoración. El proceso para tapar un agujero es el mismo que los anteriores pero, en este caso, el acabado requiere un poco más de esfuerzo. Necesitamos una pasta de retoques o aguaplast y un dedo de nuestra mano. Cogeremos una pequeña cantidad y, con cuidado de no arrastrarlo, la aplicamos varias veces en agujero ya relleno. El resultado es inmejorable, ¡pruébalo!

  • Subir 
Comentarios Realizar comentario
Envía tu comentario