Nombre
E-mail
Confirma tu e-mail
Contraseña
Tu perfil (opcional)
Código postal (opcional)
Al pulsar confirmas que aceptas nuestro Aviso legal y Política de cookies
E-mail
Contraseña
No soy usuario, registrarme

Volver al listado

5 baños de piedra natural

  • 7 ago 2012
  • |
  •  
  • Comentar
  • |
  • Compartir
  • |
  • Imprimir

Por: Jessica Arribas

No hay, al menos en mi opinión, un material más bello que la piedra natural. Piedra en estado puro, sin retoques, sin pulido, con todas sus imperfecciones. Normalmente se utiliza para revestir alguna pared de una estancia, la fachada o la chimenea. Pero hay lugares que deben su hermosura al protagonismo de la piedra, por ejemplo estos cinco baños.

Baños que enamoran

La piedra proporciona un estilo ecléctico y elegante si la sabes combinar con los ornamentos adecuados. Una bañera clásica con patas, una silla Luis XV o una lámpara de araña de forja son elementos perfectos. En esta imagen, el muro está fabricado, directamente, en piedras naturales de gran tamaño. Parece haberse integrado de manera superpuesta a las paredes originales de la estancia.

Este baño que parece una verdadera cueva, puede que sólo sea para atrevidos y para viviendas más rurales. No todo el mundo podrá permitirse un espacio como este, donde la piedra es tan natural como que se ha mantenido de la construcción original, con cal como único recubrimiento. La bañera desconchada persigue un estilo dirty chic.

Para chalets o casas de campo, un baño como el de la imagen es muy apropiado. La vivienda al completo parece construida de piedra. En zonas de sierra o montaña es muy común ver viviendas de este tipo. La madera es una fiel compañera de la piedra porque el aspecto rústico que consigue es inmejorable. Los detalles no se han olvidado. Mirar el lavabo, ¡es una piedra hueca!

La piedra encementada consigue un tono gris que puede combinarse con maderas en tonos claros y azulejos, de imitación a la piedra, en los mismos tonos grises. La uniformidad que se logra con estos materiales se ve a simple vista. En este caso, además de bañera, se ha instalado una ducha anclada al techo de madera y rodeada de una mampara de cristal que queda fantástica en este baño.


Una buena idea es utilizar la piedra para separar espacios en el mismo baño.
En esta imagen, el muro de piedra natural divide la zona del lavabo y el retrete, con la zona de la bañera, donde se guardan las toallas en unos estantes encastrados en la propia piedra.

Si no tenéis la suerte de tener una vivienda de piedra natural, cosa que es muy probable, opta por revestir alguna pared o construir un muro de piedra o de materiales que la imiten. Esta última opción es más barata, aunque no consigue un resultado tan bello. ¿Cuéntanos si te animas?

 

  • Subir 
Comentarios Realizar comentario
Envía tu comentario