Volver al listado

Un baño clásico

  • 2 feb 2012
  • |
  •  
  • Comentar
  • |
  • Compartir
  • |
  • Imprimir

Por: Marta Fernández

La tendencia minimalista, aunque sigue vigente cada vez va perdiendo más adeptos. El gusto por lo clásico y lo antiguo nos hace deleitarnos a más de una al ver aseos como este. No se muy bien por donde empezar: el espejo, el accesorio para colgar las toallas, el mueble en sí, el lavabo, la grifería

 


Empezamos por el espejo vintage que emula a los utilizados en la decoración de los hoteles de hace un siglo. Con un marco de grosor reducido y un espejo biselado, es el protagonista del baño. En la pared también se ha colgado una percha para colocar la toalla, cuyo acabado es en color bronce envejecido. Un espejo redondo sobre ella refleja el espejo principal.

La grifería realizada también en bronce es de tipo monomando -pero de cierto aire rústico-. El lavabo está encastrado bajo la encimera de mármol.  El mueble completa la decoración. Está realizado en madera noble y presenta un diseño clásico. Tiene un único compartimento con una puerta de acceso. Suponemos que para facilitar el orden, contará en el interior con una balda. Una cesta de mimbre o de ratán cabría perfectamente enter las patas. En ella se podrían almacenar rollos de papel higiénico u otros objetos necesarios en el cuarto de baño.

Grandes ventanales y paredes blancas

Como detalle a tener en cuenta tienes que tener presente el revestimiento de las paredes. No tiene azulejos de cerámica, mármol o gresite. Está revestido con láminas de madera anchas de color blanco, lo que le aporta un extra de luminosidad a la estancia. Este fenómeno se ve potenciado por la existencia de dos grandes ventanales que favorecen la entrada de luz natural.

  • Subir 
Comentarios Realizar comentario
Envía tu comentario