Volver al listado

Cómo decorar una cocina integrada

  • 20 mar 2012
  • |
  • 3 
  • Comentar
  • |
  • Compartir
  • |
  • Imprimir

Por: Amaya Alonso

La cocina integrada se está conviertiendo en una de las tendencias más utilizadas. Es la mejor forma de crear un ambiente cómodo y funcional aprovechando hasta el último centímetro de espacio. Sin embargo, surgen muchas dudas sobre cómo decorar una cocina cuando la unimos al salón.

Si estás pensando en reformar tu casa, tirar un tabique es la mejor solución para ganar unos metros. Además, crearás un ‘estilo loft’ que rejuvenecerá las líneas de tu hogar. Antes de lanzarte, presta atención a estos consejos que, esperamos, te sirvan de inspiración.

Juntos pero no revueltos

¿Dónde empieza la cocina y dónde acaba el salón? Una de las opciones para integrar dos espacios, es que no se note que la separación. El efecto lo conseguimos utilizando materiales similares en ambos para convertirlo en único: paredes y muebles en color blanco y la misma tarima de madera oscura que rompe la monotonía.

Seguir la misma línea decorativa no significa que todo tenga que ser del mismo color. La alternancia siempre es buena compañera contra el aburrimiento. En este caso, la combinación en blanco y negro le da mucha elegancia. Si te fijas, los armarios de la cocina y los muebles del salón son del mismo tono, mientras que las sillas, con un tapizado más claro, hacen juego con la encimera.

Otra opción es diferenciar los espacios con elementos o estilos decorativos distintos. Por ejemplo, una cocina más rústica y un salón moderno crean una separación perfecta de los dos ambientes.

Los revestimientos del suelo y la pared juegan un papel fundamental. Te recomendamos que decores los dos espacios de manera independiente, pero siempre buscando un término medio que ayude a la integración. Incorpora elementos de acero que le den un estilo más industrial y personalízala con una encimera de color, como la de la imagen. ¿Qué te parece? A nosotros nos encanta la idea.

Nunca debes descuidar los pequeños detalles, sobre todo en una cocina abierta donde todos los elementos destacan a simple vista. El orden y la limpieza son características principales, te recomendamos que escondas el menaje de cocina y despejes la encimera de elementos que dañen la armonía de tu casa.

Ventajas y desventajas

El espacio que ganamos es un punto a favor muy importante, al igual que la modernidad y la eficiencia. Con una cocina integrada, se acabó recluirse en cuatro paredes mientras preparas la cena. Ahora, puedes participar de la vida del salón.

Hay algunas desventajas que tienes que tener en cuenta: no hay barrera para los olores ni los ruidos. Una gran campana extractora es la solución, siempre que sea silenciosa, mientras que un cerramiento corredizo o un cristal serán el complemento perfecto.

 

  • Subir 
Comentarios Realizar comentario
  1. Beatriz M Pena dice:

    No mencionan lo que para mi es peor, la grasa, que de alguna manera “viaja”

    Estuvimos pensando hacerlo pero como coleccionamos arte, hubiese sido imposible.

    BM Pena
    New York

  2. ana dice:

    Esto es un timo. Cocinas de juguete donde no se puede preparar nada que no sea el desayuno o un sandwich. Tiene tantas desventajas… pero claro, cuando te enseñan pisos-zulo de 50 m2 a 5000 €/m2 en barrios populares y ves que no cabe la cocina por ningún lado, entonces abren un armario y te presentan una cocina espectacularmente bonita y ridícula, donde jamás podrás poner un cubo de basura (eliges: o armario para cacharros o para basura, los dos en el mismo no puede ser, pero no hay otro), donde no podrás cerrar la puerta y cenar con los amigos mientras el desastre que se ha montado preparándolo todo queda a salvo, donde si se derrama el aceite es una tragedia porque es parquet y la marcha está en medio del salón… Pero es tendencia, como lo de no tener lavadero o que la habitación principal sea espectacular y las otras “para niños o eso” sean zulos sin luz, pero “total, tampoco se pasa tanto tiempo en casa”, no claro, los padres no, ¡los niños sí! estudiando en su pequeño zulo interior… A ver si vuelve la tendencia de las casas contruídas para personas y no para maniquís, porque llevamos una racha…

  3. laura dice:

    Me gusta la idea de integración, pero es cierto que una tortilla de patatas puede dejarte mucho olor en todo el salón, pero también puedes cocinar mientras charlas compartes el espacio con familia o amigos. Solución un extractor profesional, y un cerramiento virtual, mono de cristal por ejem. q puedas abrir y cerrar cuando quieras.

Envía tu comentario