Nombre
E-mail
Confirma tu e-mail
Contraseña
Tu perfil (opcional)
Código postal (opcional)
Al pulsar confirmas que aceptas nuestro Aviso legal y Política de cookies
E-mail
Contraseña
No soy usuario, registrarme

Volver al listado

Un despacho-biblioteca

  • 26 mar 2012
  • |
  •  
  • Comentar
  • |
  • Compartir
  • |
  • Imprimir

Por: Clara García-Pando

¿Qué prefieres: un despacho o una biblioteca? La verdad es que si los fusionas con el diseño adecuado no tienes por qué prescindir de ninguna de las dos.

Este singular mueble se ha convertido en un elemento esencial y además, muy útil para las estancias, sobre todo, para los despachos. Por ejemplo, un abogado necesitará tener a mano una gran cantidad de libros que recojan las leyes vigentes y pasadas, así como las antiguas normativas más importantes de toda la historia del Derecho. Por eso, en esta caso, se necesitan una o varias estanterías para colocar los libros de trabajo con el fin de realizar más cómodamente tu labor profesional.

Para realizar una distribución adecuada, se deberá planificar a partir del eje principal, que será la mesa de despacho, ya que será el lugar más importante de la habitación. Deberás situarla cerca de las ventanas, ya que es muy importante que reciba la luz natural. Una vez, hayas situado convenientemente la mesa y la silla en la habitación, deberás colocar la estantería biblioteca en un lugar cercano, aunque tampoco demasiado pegado para no crear una atmósfera asfixiante.

Estudia y relájate

Es recomendable que se encuentre en uno de los lados de la mesa, convenientemente detrás o en los laterales, para no entorpecer la visión de la estancia.

Para ocupar poco espacio también es aconsejable que esté pegada a la pared. No obstante, si esta estancia, en concreto, es muy amplia, se puede utilizar la estantería de la biblioteca como un separador de ambientes. Por ejemplo, puede separar la zona de estudio con el escritorio de una zona más tranquila de relax donde haya varios sofás. Si, por el contrario, la mesa del despacho se encuentra pegada y de cara a la pared, tampoco vendría mal tener la biblioteca justo encima. De esta forma, tendrás todos los volúmenes muy a mano para realizar cualquier consulta.



Evita terminantemente que la colocación de la estantería entorpezca el paso de la luz
, tanto desde los ventanales como de las lámparas de la alcoba. Así, no entorpecerás la lectura, actividad imprescindible para cualquier tarea que se realice en una oficinal particular. Cuanto mejor combine el mueble de libros con la consola de estudio, mejor quedará el resultado estético final. Acondiciona tu espacio de estudio de reflexión de la manera más acogedora posible para que puedas pasar tus tardes enteras sin que te dés cuenta de cómo pasa el tiempo. ¿Te convence esta fusión del despacho con la biblioteca?

  • Subir 
Comentarios Realizar comentario
Envía tu comentario