Volver al listado

Cuero en el dormitorio

  • 25 oct 2011
  • |
  •  
  • Comentar
  • |
  • Compartir
  • |
  • Imprimir

Por: Libertad Durán

El cuero es uno de los materiales que más sofisticación y elegancia puede aportar a una estancia. Se suele emplear para salones majestuosos con aires de grandeza y lujo. Empleado en sofás y otros detalles es capaz de dar lugar a ambientes de gran altitud. Sobriedad y seriedad son adjetivos que suelen ir implícitos en las piezas de mobiliario conformadas con este material. Sin embargo, no sólo salones, también se pueden decorar otras habitaciones con cuero, como por ejemplo, el dormitorio.

Toques de elegancia

El cuero es apreciado por ser un material con una alta resistencia al paso del tiempo, además de ser muy estético y ser capaz de ‘llenar’ estancias con su presencia. Si te gusta, puedes incorporarlo a la decoración de tu dormitorio. No es necesario que se vea por todas partes, puesto que con unos toques, conseguirás mucho más que con otros materiales.

Para integrar el cuero en tu habitación, puedes optar por elegirlo para el cabecero y el somier de la cama. Si dispones un sofá cerca de ésta, será una apuesta segura. Por otro lado, la cómoda también puede llevar un detalle de cuero, ¿cuál? la parte de arriba, justo donde vas a colocar algún adorno.

¿Qué sería de un cabecero de cuero sin una mesilla de noche a juego? Nada. Si no encontraras una de estas características, siempre puedes optar por comprar un puf, pero siempre del mismo color que el cabecero. En esta ocasión, te recomendamos los tonos marrones si quieres dar lugar a un ambiente tranquilo y serio.

Por otro lado, la gama de los tierra, en concreto los más oscuros, suelen emplearse para estancias o casas de hombres adultos con una edad avanzada. Por lo que si quieres darle un aire más juvenil, selecciona tonos más suaves. Para convertirlo en algo más femenino, combina los colores suaves con detalles en rosa, azul cielo o incluso naranja. Tú decides, porque una vez más, eres dueño de la decoración de tu casa, así que vívela.

  • Subir 
Comentarios Realizar comentario
Envía tu comentario