Volver al listado

Armarios acolchados para habitaciones infantiles

  • 25 may 2012
  • |
  •  
  • Comentar
  • |
  • Compartir
  • |
  • Imprimir

Por: Marta Fernández

Conseguir que la habitación de los niños sea un espacio seguro tiene que ser el objetivo a la hora de decorar. En el mercado existen muchos complementos que nos pueden ayudar a ello: cubre enchufes, topes para que las puertas no se cierren, accesorios para que las puertas de los armarios de la cocina no se abran…

Con todas estas medidas los pequeños estarán protegidos de ciertos riesgos aunque no de los coscorrones. A ciertas edades los niños todavía andan de un modo inestable perdiendo el equilibrio constantemente y cayéndose hacia los lados dándose golpes en la cabeza de cierta importancia. Estas contusiones pueden llegar a ser graves teniendo en cuenta que los frágiles huesos de la cabeza se están formando, por lo que no está de más tomar precauciones extra.

Aunque la mayoría de los niños no juega en su habitación y están todos sus objetos desperdigados por otras estancias de la casa, preparando su habitación con elementos de seguridad tendremos este cuarto listo para que jueguen sin riesgo alguno. La última moda es forrar las puertas de los armarios con una capa de güata y tela llamativa.

Fíjate lo llamativo y bonito que está este armario. Se compone de múltiples compartimentos distribuidos en cuadrados. Con el fin de evitar los problemas antes comentados se ha forrado cada espacio con una tela de un color diferente. Para conseguir que esté acolchada se ha puesto entre la madera y la tela una capa de güata… y ¡listo!

La idea me ha parecido original puesto que la totalidad de la puerta -incluida la esquina- queda forrada. Precisamente son estos cantos los más peligrosos para los niños. Además  apostando por colores casi fluor conseguirás un ambiente alegre en el que se encontrarán muy cómodos.

Algunos inconvenientes

Para sustituir los tiradores se ha colocado un botón forrado del mismo color. Dudo mucho que la apertura sea fácil ya que está situado en el centro. Además sospecho que al tirar se puede terminar descosiendo o despegando. También me parece problemático la limpieza del mismo. Si fuera una puerta de madera con pasarle una bayeta húmeda ya tendríamos el problema zanjado. Sin embargo con este revestimiento se complica más e incluso al intentar limpiarlo con la bayeta nos quedarán cercos.

¿Qué te parece esta opción?

 

  • Subir 
Comentarios Realizar comentario
Envía tu comentario