Volver al listado

Jirafas en cuartos infantiles

  • 8 ago 2012
  • |
  •  
  • Comentar
  • |
  • Compartir
  • |
  • Imprimir

Por: Marta Fernández

Las jirafas son uno de los animales que más llaman la atención de los más pequeños. Este mamífero que resulta ser la especie más alta de los animales terrestres suele ser el protagonista de muchos cuartos decorados para niños. En lámpara, mural, adorno… te enseñamos diferentes maneras de incluirlo. ¡Le encantará a tu niño!

 10 ideas para todos los gustos

Los más modernos apostarán por una estancia que lleve impresa este carácter. Mobiliario funcional y práctico ante todo con dos fuentes de iluminación: una principal en el techo y un un punto de luz secundario sobre el aparador. Fíjate que el pie de la lámpara es una jirafa blanca cuya cabeza asoma por encima de la pantalla.

Aunque no conviene excederse ni recrear una selva, resulta original ver a dos animales caminando hacia la cama del niño. El elefante y la jirafa están silueteados en un papel pintado adamascado.

Decorar con astas de animales está de moda. En cuartos infantiles es más aconsejable apostar por un peluche colgado -una jirafa en este caso- que en la taxidermia propiamente dicha.

Los murales infantiles son el recurso más utilizado para decorar la habitación de los niños. En la imagen la jirafa cuida y se asoma a la cuna del bebé para preservar su sueño. ¿No te parece una imagen de lo más tierna?

Los cuentos se mantendrán en orden si utilizas una figura como sujetalibros. En este caso se ha esculpido en madera una jirafa que desde la ventana otea el horizonte.

En esta habitación hay cinco jirafas, ¿adivinas dónde están? Es muy sencillo: una en el estante superior,  otras dos -madre e hijo- en el inferior y las dos restante como aplique en la pared.

Volviendo a la primera idea este vinilo en blanco y negro nos muestra a dos animales. ¡Cuidado jiraja que el mono se quiere tirar encima de ti!

Faltaba que te mostrara en esta selección el muñeco más inserbible -bajo mi punto de vista- que se le puede regalar a un niño. Además esta es de tamaño maxi y preside la estancia.

La siguiente opción apuesto a que la puedes hacer tú en casa si cuentas con los materiales apropiados. Un gran cartón blanco, un lápiz y unas tijeras son suficientes para realizar el contorno del animal y recortarlo. Ten la precaución de que el papel elegido contraste con el color de la pared y ¡listo!

Un gran cuadro sobre el cambiador con una tierna imagen de una mamá jirafa amamantando a su cría llenará de calma la estancia. Con esta quietud dar el pecho al bebé o cambiarle el pañal será coser y cantar.

Si quieres una opción más económica hazlo en modo de lámina. Con ella conseguirás el mismo efecto por menos presupuesto o quizá lo puedas destinar a pintar un árbol aprovechando el hueco de la esquina.

¿Qué te parecen estas opciones?

  • Subir 
Comentarios Realizar comentario
Envía tu comentario