Volver al listado

Combinar telas en el salón

  • 13 nov 2013
  • |
  •  
  • Comentar
  • |
  • Compartir
  • |
  • Imprimir

Por: Clara García-Pando

El color de tu salón va a decir mucho de ti. Además es un lugar donde se pasa mucho tiempo, bien viendo la televisión en compañía de tu familia o relajándote leyendo un libro. Es el centro de tu casa y el que va a definir el ambiente de tu hogar y por supuesto, tu gusto. Es importante que te sientas cómodo no sólo con el mobiliario, sino también con los colores que den luz a la estancia.

Las tonalidades que elijas para las telas reflejarán tu estado de ánimo y el que quieres que tengan tus familiares o invitados. Te damos una serie de posibles combinaciones por si no se te ocurre ninguna, aunque lo mejor para decorar es que dejes volar tu imaginación y disfrutes haciéndolo.

 El terciopelo o el cuero son telas muy sensuales para tu sofás, ya que harán que al tumbarte o recostarte te dé mucho gusto. No obstante, su tono debe ir a juego con las tonalidades escogidas para las cortinas o las fundas de los cojines. Si optas por la omnipresencia de un color, procura colocar una escala de tonalidades del mismo por el resto de la habitación. Tapizar las paredes de la habitación es otra gran opción para marcar su dominio.

Una de las opciones es que mezcles rayas con estampados. Puede quedar un poco recargado, pero si lo haces con mesura quedará muy bien. El éxito de esta combinación va a ser que utilices el mismo color para las rayas y los estampados y además conseguirás que te quede muy joven y actual.

Cómo combinar los textiles en el salón

Si lo que quieres es darle un toque acogedor y cálido a tu salón, lo mejor es combinar un tono pastel en cortinas y sofás. Por ejemplo, quedarían muy bien unas cortinas con tonos rosas y verdes claros con unos sofás de color beige o amarillo apagado. También puedes optar por colores lisos en todo el salón aunque te arriesgas a que quede un poco débil visualmente.

En cuanto a las telas, el algodón y la lana son las más comunes, pero también puedes inclinarte por otras más sofisticadas como la seda o el poliéster. Lo que más te tiene que importar es que te sientas identificado con los colores que eliges y que las sensaciones que el ambiente desprenda sean acertadas.

La alfombra también puede dar mucho juego puedes escoger una que sea sencilla, fina, suave y poco visible de piel o de tapete de fieltro u otra más  gruesa a modo de moqueta de lana o yute, perfecta para sentarse sobre ella.

¿Cómo combinarías tú las telas de tu salón?

  • Subir 
Comentarios Realizar comentario
Envía tu comentario