Nombre
E-mail
Confirma tu e-mail
Contraseña
Tu perfil (opcional)
Código postal (opcional)
Al pulsar confirmas que aceptas nuestro Aviso legal y Política de cookies
E-mail
Contraseña
No soy usuario, registrarme

Volver al listado

Cómo medir la temperatura en la cocina

  • 27 abr 2012
  • |
  •  
  • Comentar
  • |
  • Compartir
  • |
  • Imprimir

Por: Amaya Alonso

¿Te has pasado toda la tarde cocinando y se te ha quemado la comida por quitarle la vista de encima un momento? No maldigas a tu horno, hazte con un termómetro de cocina y nosotros te enseñamos cómo medir la temperatura de los alimentos.

El uso de este utensilio es el único método para comprobar que se ha alcanzado su punto exacto de cocción u horneado. Las pruebas caseras, como el cambio de color de la carne, no son fiables. Si quieres ser un buen anfitrión y servir la comida siempre perfecta, te recomendamos que prestes atención.

Existen diferentes clases

Los termómetros varían según el uso que le queramos dar: asar, freir o cocer, y el tipo de alimento. Por ejemplo, hay modelos destinados a estar junto a la comida mientras ésta se cocina, y otros que la miden de forma instantánea.

Los lamados de dial están destinados a permanecer dentro del horno cuando asemos piezas grandes de comida, como pollo, cordero o pavo. Indica de forma constante la temperatura mediante una aguja o sonda metálica que se introduce en el centro de la carne.

Los de lectura instantánea no pueden ser utilizados durante la preparación del alimento. Comprueban la temperatura de forma momentánea y nos dan pistas del tiempo que necesitan. La barra puntiaguda de metal se introduce en diferentes puntos durante 20 segundos.

Estos ejemplos cubren un rango de medicción limitado al tipo de alimento que indique en sus instrucciones. Por tanto, si quieres cocinar alimentos que requieran temperaturas muy altas, deberás tener diferentes clases en tu cocina. ¿Te imaginas usar uno solo en todas las ocasiones? Te presentamos el termómetro digital.

Este modelo tiene un sensor de infrarrojos que indica los grados sin tocar el alimento y una aguja que se introduce en la comida. Son muy rápidos y precisos, lo que ayuda a verificar el momento de horneado o cocción de forma segura. Son un poco más caros, pero merece la pena. ¿Qué te parecen?

Uno de los últimos avances en este área han sido los desechables. Están hechos de materiales sensibles al calor que determinan muy rápido la temperatura cambiando el color de su apariencia. Con su uso, evitarás tener que calibrarlo cada cierto tiempo para que no pierda efectividad.

Además de lograr el sabor óptimo, el termómetro es importante para asegurarnos que se destruyen todas las bacterias nocivas presentes en la carne, pescado o verduras.

  • Subir 
Comentarios Realizar comentario
Envía tu comentario