Nombre
E-mail
Confirma tu e-mail
Contraseña
Tu perfil (opcional)
Código postal (opcional)
Al pulsar confirmas que aceptas nuestro Aviso legal y Política de cookies
E-mail
Contraseña
No soy usuario, registrarme

Volver al listado

Cómo retirar la moqueta

  • 25 ene 2013
  • |
  •  
  • Comentar
  • |
  • Compartir
  • |
  • Imprimir

Por: Marta Fernández

Retirar la moqueta para instalar otro tipo de pavimento es una tarea relativamente sencilla. Todo dependerá de cómo haya sido instalada. En este sentido, si se encuentra muy adherida al suelo costará un poco más de esfuerzo. De todas formas es un cambio muy habitual en cualquier hogar, porque las desventajas de la moqueta son numerables.

Las moquetas ya apenas se instalan en el hogar. Básicamente, han quedado relegadas a hoteles y lugares a los que se quiere aportar confortabilidad, seguridad y resistencia. Cada vez se utilizan menos porque requieren que constantemente se realice su limpieza en seco, y ello requiere mano de obra dedicada.

Las moquetas tienden a desaparecer porque son inadecuadas para las personas que tienen afecciones respiratorias, por la cantidad de ácaros que recogen. Igualmente, provocan un ambiente cargado y molesto, frente a la belleza que otorgan al lugar dónde se instalan.

Para retirar la moqueta, se debe de contar con el material adecuado y habrá que protegerser las manos con guantes resistentes. En primer lugar, habrá que quitar a los rodapiés, en el caso de haberlos, los clavos. Los límites de la moqueta debe estar despejado para que cuando se tire del material, no salga nada disparado que pueda producir un accidente.

Unos alicates nos vendrán bien para eliminar grapas, en cas de que las hubiera. Asimismo, la cuchilla será una gran aliada para rascar las zonas más adheridas. El trato que hay que dar es como si se tratara de una gran alfombra pegada al suelo, si se puede aprovechar para usarla en otro sitio, por sus grandes dimensiones, habrá que tener especial cuidado para que cuando se despegue no se rompa. Posteriormente, habrá que cubrir el suelo con el nuevo pavimento, ya que recuperar el original será muy complicado.

Moquetas de sisal

También es frecuente ver en las revistas de decoración cómo se sigue apostando por moquetas de sisal que tienen todos los beneficios que antes coméntabamos sobre el confort y la elegancia frente a los inconvenientes de polvo. De hecho son las que únicamente se están viendo en las tendencias actuales en detrimento de los antiguos modelos que parecían corresponder al suelo de una oficina.

  • Subir 
Comentarios Realizar comentario
Envía tu comentario