Volver al listado

Rayas blancas y negras en las paredes

  • 24 nov 2011
  • |
  •  
  • Comentar
  • |
  • Compartir
  • |
  • Imprimir

Por: Marta Fernández

El color negro en la decoración siempre lo había reservado para muebles auxiliares y para algún que otro adorno aislado. El recurso de utilizar una de las paredes de la habitación para pintarla con rayas blancas y negras lo he estado viendo en multitud de fotos y realmente me ha encantado. Nunca me había imaginado que podía quedar tan bien en una casa, pero desde que lo vi en el ático decorado por Gaspar Sobrino, está rondando mi cabeza.

Algunas sugerencias

Os enseño un par de fotos recopiladas para que os hagáis una idea de lo que os digo.

  1. La primera foto se trata del espacio decorado por Javier Castilla para Casa Decor Madrid 2010.  Se trata de un despacho en el que se ha querido imponer un cierto aire masculino. El propio decorador describe la estancia como un lugar en el que “Se conserva la arquitectura señorial de la casa, manteniendo elementos como techos altos, molduras, suelo de tarima y puertas, maquillando los espacios con un papel de rayas anchas en gris antracita y gris perla, para darle un carácter masculino y unificar. En el estar predomina un cómodo sofá lleno de cojines y una mesa de consulta alta de hierro y piel. En la zona de despacho destaca una cama Luis XVI con almohadones donde tumbarse a leer, escuchar música o pensar, además de una mesa de trabajo.”
  2. En el dormitorio también predomina la pared con este estampado, pero las rayas son más anchas. Es recomendable apostar por textiles en otros colores para salir de la gama cromática y darle luminosidad a la habitación.

  3. Un rincón de la casa sirve para empapelar un espacio pequeño de paso y otorgarle importancia. Adornado con complementos llamativos el resultado es espectacular.

  4. ¿Por qué no atreverse con esta combinación en el cuarto de baño? En este caso se han decantado por colocar las rayas horizontales. Un espejo cuadrado con el marco metálico y un mueble en acabado cocodrilo en tonos grises consiguen un acabado excepcional.
  5. Por último una apuesta arriesgada. Aunque predominan las rayas blancas y negras, se trata de pintar en las paredes otros motivos geométricos, como triángulos y círculos. Sólo apto para los más atrevidos.

  • Subir 
Comentarios Realizar comentario
Envía tu comentario