Volver al listado

Revestimiento de metal para paredes

  • 20 feb 2012
  • |
  •  
  • Comentar
  • |
  • Compartir
  • |
  • Imprimir

Por: Libertad Durán

Los materiales que se emplean en la actualidad para decorar las paredes de las casas tienen muchísimas posibilidades. Hace unos años, éstos eran menos y todas las casas tenían un aspecto similar, lo que hacía que estuvieran faltas de personalidad o de ese toque característico y único que las diferencia unas de las otras. Por suerte, debido tanto a la evolución del interiorismo, como a la preocupación de los diseñadores, de conseguir ambientes únicos y llenos de personalidad, las paredes de las viviendas, cada vez cuentan con diseños más singulares a través de diferentes materiales.

¿Estancias frías?

El metal es un material que se asocia a espacios fríos. Si piensas en un dormitorio con las paredes de metal, es probable que te recorra un escalofrío por el cuerpo y que no te apetezca demasiado dormir en él. Por este motivo, no te vamos a aconsejar que elijas este revestimiento para este tipo de habitaciones en las que prima la calidez. Sin embargo, en otras como el baño, el salón o los pasillos, puede ser una opción más que acertada.

Es un revestimiento perfecto para viviendas que buscan un estilo industrial. Para no convertir tu hogar en una fábrica, puedes alternar las paredes de metal con otras de madera u otro material menos frío.

En el pasillo, por ejemplo, puedes optar por disponer una de las paredes de yeso con un color pastel y dejar la de enfrente con metal corrugado. En cuanto a las puertas de entrada a las estancias -si las hubiera- elígelas de un color ‘caliente’. El rojo o el naranja pueden ser el tono perfecto.

Por otra parte, si quieres que tu baño tenga este tipo de revestimiento, puedes decantarte también por el corrugado. Para que no te dé la sensación de entrar en el de una gasolinera, puedes incorporar mobiliario moderno o algunos accesorios de diseño en él.

En otras estancias, como el salón, el comedor o la cocina, tienes la opción de emplear este revestimiento para paredes pero liso. Éste aporta una mayor elegancia y además, en vez de dar un toque industrial, puede dirigir el estilo decorativo hacia lo moderno, con un color plata que nos hace pensar en espacios futuristas. ¿Pondrías alguna de estas opciones en tu casa o te quedas con las paredes de toda la vida?

 

  • Subir 
Comentarios Realizar comentario
Envía tu comentario