Volver al listado

Techos de madera para exterior

  • 6 mar 2012
  • |
  •  
  • Comentar
  • |
  • Compartir
  • |
  • Imprimir

Por: Marta Fernández

La instalación de techos de madera en las zonas de exterior -tipo porche o terraza- ha sido un recurso bastante utilizado sobre todo en las residencias ubicadas en la playa. Antiguamente presentaban un inconveniente principal que era el del mantenimiento de este material. Esta tarea se complicaba también por la propia climatología extremadamente húmeda y la salitre que impregnaba los diversos revestimientos.

Este tipo de techos me parecen apropiados para estancias en las que la altura sea suficiente como para no dar sensación de opresión. Es mejor abstenerse de forrar ningún techo si no se tiene una altura considerable porque se produciría una sensación agobiante en esa estancia.

Todavía se puede ver en algunas ciudades costeras algunos techos barnizados con un producto brillante y en una tonalidad avellana. Ahora han pasado de moda y se apuesta por materiales sin tratar con un aspecto más natural. De hecho existen algunas variedades sintéticas que imitan a la perfección las vetas de la madera.

Dependiendo de tu presupuesto podrás elegir entre el material natural o el de imitación, aunque te recomiendo que también sopeses cada cuánto tiempo tendrás que realizar el mantenimiento. Ten en cuenta además que tratar esa superficie es más trabajoso que cuidar el suelo ya que al estar en altura tendrás que hacerlo sobre unas escaleras.

En el caso del porche de las fotos el resultado es espectacular. Es un porche alargado y poco profundo que permite esta licencia decorativa. Además el resultado está acorde con el resto de la decoración que presenta.

Por una parte está la zona de comedor que presenta una gran mesa de madera rectangular. Como asientos están ubicados en un lado un banco y por el otro sillas tapizadas en un material de lino o loneta en color blanco.

En la otra zona está el área de descanso. En ella predomina un sofá de grandes dimensiones con un asiento muy profundo. Realmente al verlo te entran más ganas de tumbarte que de permanecer sentado. Las mesas bajas están puestas a pares. Dos unidades realizadas en forja con los cantos redondeados completan el mobiliario de este original porche.

¿Qué adornos le pondrías?

Como complementos decorativos muy pocos y basados en la naturaleza: troncos y cestas de mimbres son la única licencia junto con unas vasijas de porcelana blanca.

¿Te gusta este tipo de techo? ¿Lo pondrías en tu casa en la ciudad o lo dejarías únicamente para las casas en la playa?

 

  • Subir 
Comentarios Realizar comentario
Envía tu comentario