Nombre
E-mail
Confirma tu e-mail
Contraseña
Tu perfil (opcional)
Código postal (opcional)
Al pulsar confirmas que aceptas nuestro Aviso legal y Política de cookies
E-mail
Contraseña
No soy usuario, registrarme

Volver al listado

Tipos de baldosa cerámica

  • 13 ene 2011
  • |
  •  
  • Comentar
  • |
  • Compartir
  • |
  • Imprimir

Por: Libertad Durán

Artículo ofrecido por:

La baldosa cerámica es adecuada tanto para suelos y paredes. Su forma regular permite instalarlas sin apenas espacio entre ellas. Tiene una serie de ventajas, como que son duraderas, fáciles de mantener, resistentes al agua y a la manchas… Aunque también son frías, duras y resbaladizas, sobre todo cuando están húmedas, lo que hace que cuenten con puntos menos atractivos.

 

Tipos

Hay una gran variedad de baldosas en el mercado, disponibles en una extensa gama de colores, texturas, formas y motivos.
Azulejos: Es la denominación tradicional de las baldosas cerámicas de porosidad elevada. Sus características las hacen adecuadas para uso predominante como revestimiento de paredes interiores. La oferta es muy amplia y variada.

Pavimento de gres: Son adecuadas para suelos interiores en locales residenciales o comerciales. Las que reúnen las características pertinentes, y en especial la resistencia a la helada o alta resistencia a la abrasión, pueden utilizarse también para revestimiento de fachadas y de suelos exteriores. Los pavimentos de gres, junto con los azulejos, representan la mayor parte de la producción española de baldosas cerámicas.

Gres Porcelánico: Es la denominación generalizada de las baldosas cerámicas de muy baja absorción de agua, y por tanto con una mayor dureza y resistencia a las manchas, heladas y cambios de temperatura. En la actualidad predomina el gres porcelánico esmaltado aunque en los primeros años de producción estas baldosas eran mayoritariamente sin esmaltar.

Baldosín Catalán: Es tradicional su uso en la costa mediterránea para solado de terrazas, balcones y porches, con frecuencia en combinación con olambrillas (pequeñas piezas cuadradas con decoraciones normalmente en blanco y azul).

Gres rústico: Sus características particulares lo hacen especialmente adecuado para diferentes usos: revestimiento de fachadas, solados exteriores incluso de espacios públicos, suelos de locales públicos, suelos industriales, etc. Su acabado con moderadas irregularidades de superficie, aristas y color les dan posibilidades decorativas particulares.

Barro cocido: Es la denominación más común de una gran variedad de productos con características muy diferentes, coincidentes sólo en la apariencia rústica. Sus características lo hacen especial y casi exclusivamente adecuado para edificación o estancias de buscada rusticidad.

  • Subir 
Comentarios Realizar comentario
Envía tu comentario