Nombre
E-mail
Confirma tu e-mail
Contraseña
Tu perfil (opcional)
Código postal (opcional)
Al pulsar confirmas que aceptas nuestro Aviso legal y Política de cookies
E-mail
Contraseña
No soy usuario, registrarme

Volver al listado

La rosa banksiae

  • 29 may 2011
  • |
  •  
  • Comentar
  • |
  • Compartir
  • |
  • Imprimir

Por: Libertad Durán

Raneko, en Flickr (Licencia CC).

Artículo ofrecido por:

Este precioso rosal trepador sin espinas se llena en abril de pequeñas flores de color amarillo pálido, mantequilla o blanco. Es de rápido crecimiento y puede alcanzar entre seis y ocho metros de altura. Siempre requiere un soporte donde ser sujetado. El rosal de Banks presenta un follaje perenne verde oscuro, que surge en larguísimas ramas finas y flexibles, desprovistas de espinas.

En general son semidobles o dobles, aunque diminutas, de 1,5 a 2,5 centímetros de diámetro, y siempre muy abundantes. También existen cultivares de flores simples. En general no son perfumadas, aunque hay variedades en que sí lo son. En algunos rosales de Banks, las flores dan paso a bayas rojas en otoño.

Aceptan cualquier tipo de suelo, incluso los pobres y los ácidos, siempre que sean profundos y húmedos aunque bien drenados. Para florecer en abundancia necesitan un emplazamiento a pleno sol. No toleran temperaturas que bajen de -7 grados, aunque en ese caso siempre que sea en un sitio protegido. Soportan vivir cerca del mar.

Son propensos a los ataques del oídio, que deben atajarse mediante tratamientos preventivos. Aparte de eso no precisan mayores cuidados, excepto una poda para controlar su tamaño y crecimiento después de la floración. Requieren riego moderado en primavera y verano, y toleran el clima seco. Todo jardín de un cierto tamaño merece contar con un rosal de Banks en uno de sus muros, junto a un pilar o sobre una pérgola. Su precoz floración anuncia la primavera.

La rosa de Lady Banks

Oriundo de la China central y occidental, donde crece en las montañas en altitudes de 500 a 2.000 metros, debe su nombre a una dama inglesa, Lady Banks, la esposa del insigne naturalista y botánico sir Joseph Banks (1743-1820).

El rosal de Banks más grande que existe hoy probablemente sea el de Tombstone, Arizona, que se plantó en 1885 en honor a una nostálgica novia escocesa. Este lady cubre una superficie de 240 metros cuadrados y tiene un tronco de cuatro metros de circunferencia. A finales de marzo y comienzos de abril se llena de flores y da pie al Tombstone Rose Festival.

Revista Verde es Vida número 57, página 40

  • Subir 
Comentarios Realizar comentario
Envía tu comentario