Nombre
E-mail
Confirma tu e-mail
Contraseña
Tu perfil (opcional)
Código postal (opcional)
Al pulsar confirmas que aceptas nuestro Aviso legal y Política de cookies
E-mail
Contraseña
No soy usuario, registrarme

Volver al listado

Causas de las carencias de minerales en las plantas

  • 7 sep 2010
  • |
  •  
  • Comentar
  • |
  • Compartir
  • |
  • Imprimir

Por: Libertad Durán

Cignus921, en Flickr (Licencia CC).

La nutrición vegetal es muy importante en la jardinería. Si tus plantas tienen carencias de minerales se notará en su aspecto y crecimiento. Esto pasará si les faltan uno o varios de los 13 elementos esenciales que necesitan todas las plantas para sobrevivir.

Aunque no vamos a profundizar en este tema técnico -como son los tipos de elementos químicos- sí vamos a decirte los 13 que deben tener. Estos son: el Nitrógeno (N), el Fósforo (P), el Potasio (K), el Magnesio (Mg), el Calcio (Ca), Azufre (S), Hierro (Fe), Manganeso (Mn), Zinc (Zn), Boro (B), Cobre (Cu), Molibdeno (Mo) y Cloro (Cl).

Las causas más frecuentes de la falta de minerales se pueden resumir en tres razones principalmente. La primera de ellas, puede ser debido a que haya poca cantidad de los elementos antes mencionados en el suelo. También puede deberse a que el suelo es alto o bajo y mantiene el elemento insoluble. El otro motivo es que los elementos antagonistas lo bloqueen.

Si el suelo contiene poca cantidad del elemento en cuestión y por eso, se produce carencia, se considerará pobre. Piensa que en todos los suelos siempre hay algo, pero a veces es muy escaso para las necesidades de la planta. Pero si de por sí ya es pobre, llegará un momento en el que se agoten los nutrientes.

Puede que el PH del suelo sea alto o bajo y mantenga insolubles a los elementos materiales. Esto quiere decir que el elemento está en el suelo en cantidad suficiente pero no está disuelto en agua. En esto influye el PH. Un ejemplo de ello, es que en los suelos con un PH alto es muy común la carencia de hierro, puesto que con este PH el suelo está poco soluble.

Antagonismos

Por último, la tercera causa es que haya un determinado elemento en el suelo pero que otros los bloqueen. A esto, se le denomina antagonismos. Los casos más comunes son, por ejemplo, un exceso de Potasio en el suelo que reduce la disponibilidad de Magnesio. También puede ocurrir lo contrario, si el Magnesio es elevado, lo más probable es que exista carencia inducida de Potasio.

  • Subir 
Comentarios Realizar comentario
Envía tu comentario