Nombre
E-mail
Confirma tu e-mail
Contraseña
Tu perfil (opcional)
Código postal (opcional)
Al pulsar confirmas que aceptas nuestro Aviso legal y Política de cookies
E-mail
Contraseña
No soy usuario, registrarme

Volver al listado

Cuidados de los semilleros

  • 22 feb 2011
  • |
  • 1 
  • Comentar
  • |
  • Compartir
  • |
  • Imprimir

Por: Libertad Durán

Si tienes semilleros en tu casa, porque estás llevando a cabo la multiplicación de alguna especie a través del método de las semillas, deberás tener en cuenta una serie de problemas que se te pueden presentar. No sólo las plagas son los responsables de una mala multiplicación, hay otros factores que pueden afectar a los semilleros y evitar que consigas tus obejtivos. Por esto mismo, deberás aplicarle unos cuidados que serán de gran relevancia para que estén en perfecto estado.

En primer lugar, has de saber que las semillas viejas o que estén caducadas no germinarán, así que, fíjate bien en la fecha que viene en la bolsa del producto al adquirirlo en la tienda especializada. Por otro lado, procura mantener la temperatura mínima por la noche por encima de los 10 grados y de día como máximo 35 grados. Esto último deberás tenerlo en cuenta en la época estival para que evitar que se deshidraten o un golpe de calor pueda terminar con la germinación.

Otro aspecto al que le debes prestar especial atención es a la humedad del sustrato, que deberá ser constante para que no se seque. Por otro lado, los sustratos encharcados por exceso de riego dificultan la respiración de las raíces aún muy débiles y se pudren. En cuanto a la luz, si las plantas tienen poca, se ahilan y no hay casi fotosíntesis para desarrollar hojas. Por el contrario los excesos disparan la transpiración de forma peligrosa.

Ojo con las plagas

Por su parte, las plagas en semilleros de pulgones, ácaros, orugas, escarabajos, caracoles y babosas causan estragos cuando las plantas son aún jóvenes y no pueden defenderse de sus ataques. Hay hongos que atacan las hojas y otros las raíces. En semilleros, los de las raíces son más peligrosos, puesto que pueden acabar con las plantas que tengas recién sembradas. Esto es lo que se conoce por ‘caída de plantas’ o ‘damping-off’. A nivel del cuello quedan ennegrecidas y se doblan cayendo sobre el sustrato.

Los causantes de este tipo de afecciones son el Fusarium, la Phytophthora y la Rhizoctonia. La infección se expande con rapidez por todo el semillero. Si quieres evitar que esto ocurra, deberás emplear sustratos limpios y frescos y no utilizar tierra del jardín para los semilleros, puesto que es posible que contenga hongos nocivos.

También deberás evitar el exceso de agua porque despierta el hongo. Además, asegúrate siempre de mantener las bandejas, las herramientas y las estructuras limpia. Por último, ventila de forma adecuada para evitar el aire enrarecido.

  • Subir 
Comentarios Realizar comentario
  1. Martha Romero dice:

    Tengo un jardín pequeño y un espacio disponible de 1×4 mts, me gustaría sembrar lechugas, zanahorias, etc., he comprado sobres de semillas y me gustaría me dieran algunos consejos para que se reproduzcan bien, ya que nunca lo he hecho antes, saludos y gracias

Envía tu comentario